salud publica andalucia

Seguridad alimentaria

MEMORIA DE ACTIVIDADES 2008-2011

Habiendo sido el periodo de 2006-08 el correspondiente a la redefinición y asiento de los nuevos marcos conceptuales y programáticos en cuanto a la Seguridad Alimentaria se refiere tanto a nivel europeo, de especial trascendencia en tanto que es en dicho espacio donde se determinan los marcos normativos y herramientas de intervención en esta materia, como a nivel nacional, por parte del Servicio de Seguridad Alimentaria y Laboratorios se ha tenido como objetivo básico para el periodo objeto de la memoria, por un lado la consolidación y desarrollo de la línea iniciada en cuanto a uniformizar los planes y programas relativos a controles alimentarios, así como la introducción en todos ellos de la evaluación del riesgo y adoptar éste último como elemento inspirador y base de los citados Planes y Programas.

Igualmente se han alineado todos estos planes y programas con los intereses y posibilidades tanto materiales como técnicas del resto de la organización, lo que ha supuesto la inclusión de prioridades en las intervenciones previstas de tal manera que en este periodo y especialmente en los dos últimos años se ha reducido sustancialmente el diferencial entre los objetivos de planificación y resultados finales.

Además se ha apostado decididamente por incluir entre los planes a aquéllos elementos que por diferentes causas, sin llegar a ser emergentes, se están mostrando como con especial repercusión en salud de los ciudadanos (residuos de plaguicidas, antibióticos, presencia de alérgenos o de gluten etc.).

También se ha iniciado en este periodo la adopción de criterios de calidad, básicamente en aquellas materias sujetas a Procesos de Calidad en la parte que corresponde al Servicio.

Por último ha supuesto un esfuerzo importante en este periodo la adaptación de todos los planes y Programas así como sus respectivos sistemas de información al Plan Nacional de Control de la Cadenas Alimentaria, instaurado a nivel Nacional, del que se ha sido coparticipe junto con AESAN, y que a su vez viene impuesto por un reglamento de obligado cumplimiento de la UE.

Como resumen básico se puede destacar lo siguiente:

  • Inclusión de un sistema que permite Clasificar por Riesgo a todas las empresas alimentarias de Andalucía.
  • Se han rediseñado dos Planes básicos en tanto que definen las principales actuaciones del control oficial como son el “Plan de Inspección Basada en el Riesgo” que ha supuesto asumir el riesgo como principio rector de las actuaciones de inspección tanto para determinar frecuencia de inspección como la propia metodología en línea con la documentación mas reciente de organismos internacionales de referencia en seguridad alimentaria, e igualmente el “Plan para la Supervisión de los Sistemas de Autocontrol de las Empresas Alimentarias de Andalucía”, de capital importancia por cuanto en el mismo se fijan las prioridades para que se auditen los citados sistemas y por ende, la expresión de la autorresponsabilidad de los responsables de las empresas alimentarias en cuanto a la seguridad de sus productos alimenticios en el mercado.
  • Definición de los Planes de Control de peligros Biológicos y Químicos, que rompen definitivamente con los planes de carácter vertical o sectorial y se centran en los peligros efectivos para la salud con independencia de los alimentos que los vehiculen. Sólo son incluidos aquellos peligros que han sido evaluado científicamente por riesgo y sus límites han sido fijados normativamente, o que garantiza la intervención efectiva sobre los mismos.
  • Se ha transformado el Plan específico de control de productos lácteos en un Plan que monitoriza con especial interés los residuos de antibióticos en la leche, como principal elemento responsable de resistencia antimicrobianas de origen alimentarios.
  • Se ha adoptado decididamente el Proceso de calidad que se aplica a la evaluación y gestión de Alertas Alimentarias en Andalucía y se ha conectado este Proceso con el procedimiento a nivel nacional que como punto de contacto andaluz estamos obligados.
  • El Plan Nacional de Investigación de residuos de medicamentos veterinarios y residuos en Alimentos sobre el que se tiene muy poca incidencia ya que al ser de carácter nacional, vienen impuestos sus principales parámetros, se ha racionalizado tanto en la distribución de muestras y anualitos por laboratorios como en sus procedimientos administrativos en caso de detección de casos positivos.
  • En cuanto a las autorizaciones sanitarias de empresas alimentarias, se ha intervenido decididamente en dos aspectos fundamentales. Por una parte se ha adoptado el Proceso de calidad para esta materia, mientras que se ha incidido en la simplificación administrativa, mientras que por otro lado, y aprovechando la publicación de un nuevo Real Decreto nacional sobre la materia, se ha elaborado un nuevo, y primer, Decreto para la regulación de estas autorizaciones en Andalucía que actualmente está es fase avanzada de tramitación.
  • En cuanto a los Laboratorios de Salud Pública (Delegaciones Provinciales), se ha seguido con el objetivo de incrementar las técnicas acreditadas por la normas ISO 17025, de tal manera que en un periodo como el presente con fuertes estricciones presupuestarias, al tiempo que con una fuerte actividad analítica, se ha conseguido incrementar el menú general de acreditación de la red de laboratorios, de tal manera que aún estando muy lejos de cubrir la demanda que el control oficial de alimentos necesita el avance es sustancial.

Capítulo aparte, merece el hecho especial en cuanto a la elaboración de una norma de referencia sobre Seguridad Alimentaria en Andalucía. Como objetivo al principio del periodo, se estableció la elaboración de una “Ley de Seguridad Alimentaria de Andalucía”. En base a textos de la anterior legislatura, se terminó por completar un texto nuevo y completo que ha terminado coincidiendo en el tiempo con la Ley 17/2011 de Seguridad Alimentaria de España, mientras que por otra parte buena parte de los elementos orientadores también han quedado recogidos con precisión en el actual borrador de Ley de Salud Pública de Andalucía.

Por todo lo anterior, se ha optado por transformar el texto inicialmente previsto como Ley en uno nuevo que recoja solo aquellos aspectos no contemplados en las dos normas anteriores, o bien que habiéndose recogido necesiten su desarrollo para Andalucía, de tal manera que actualmente se está tramitando un “Borrador de Decreto por el que se regulan determinados aspectos de la Seguridad Alimentaria en la Comunidad Autónoma de Andalucía”, que entre otros aspectos creará la Comisión Interdepartamental para la Seguridad Alimentaria, absolutamente necesaria para garantizar la visión única e integral en esta materia.

Accede a más de nuestro trabajo en este área mediante los siguientes enlaces: